CES 2018 aporta innovadoras soluciones de transporte

Moverse mejor, más rápido, más limpio y más barato. Esa es una de las grandes obsesiones de CES, el transporte. Lyft, el competidor de Uber, nacido también en San Francisco, ha mostrado su coche sin conductor de manera experimental en Las Vegas. Solo aceptaba trayectos fijos a través de la aplicación. El cliente no sabía que era un coche autónomo el que le iba a llevar hasta que en el punto de recogida el conductor le avisaba. Porque sí, los coches iban con un humano al volante, aunque no lo tocase.

 

La francesa Navya ha presentado lo que considera será el taxi del futuro, con diseño propio en forma de cápsula y 100% eléctrico. Con espacio para seis pasajeros, su rango de movimiento quedó limitado a Downtown Vegas, el viejo pueblo donde comenzó la megaurbe actual.

Byton, el eléctrico chino que impactó el día antes de la apertura de la feria, lujoso en el interior, es lo opuesto al modelo de Mercedes Benz, que prescinde de su halo tradicional para enseñar un prototipo de Smart de chasis blanco y detalles en azul neón, el Vision EQ, es un eléctrico que ofrecerán solo para compartir, pero no en posesión.

En CES se han planteado soluciones para el rango que va desde la casa al punto dónde se toma el transporte público y después de donde se deja hasta el lugar de trabajo. Un tramo que habitualmente se hace andando o en bicicleta, en la cita se ha visionado con una explosión de monopatines con propulsión eléctrica en la mayoría de los casos. UJet se presenta como una scooter plegable y eléctrica que se carga a través de un enchufe doméstico. Incluye un pequeño ordenador de a bordo y una aplicación con notificaciones sobre el estado de la moto o recordatorio para saber dónde se aparcó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *