Si la historia que contó Margot Robbie sobre su madre siendo asfixiada por una pitón gigante ya parecía descabellada, la actriz australiana vuelve a superarse esta semana con una anécdota de lo más macabra en una playa de Nicaragua.

Robbie protagonizó este martes una mesa redonda de The Hollywood Reporter junto a actores como Robert Pattinson, Diane Kruger o Armie Hammer. En la última ronda de respuestas, los actores repasaron algunas de las personas más interesantes que han conocido en la industria del cine exceptuando a Barack Obama, si ese fuera el caso. La australiana recordó un ejercicio que el director de una de sus más recientes películas les propuso a ella y al resto del equipo: escriban en un papel la cosa más loca que les haya pasado.

“Pasé dos meses con este grupo de gente, quizá unas 60 personas, y todos parecían supernormales. Después todos tuvimos que escribir la cosa más loca que nos había pasado y, en el último día de rodaje, se desvelaron las notas y había que adivinar a quién pertenecía cada anécdota. Simplemente me recordó que gente fascinante hay en todas partes. En todas partes. Alguien había estado prometido con una princesa de Zanzíbar. Alguien había sufrido un accidente de avión en el que sólo sobrevivieron 10 personas. Sencillamente me recuerda que hay historias fascinantes en todos lados. Todo el mundo tiene una historia”.

Evidentemente, el entrevistador no pudo aguantarse la tentación de conocer la historia de Robbie. “Una vez encontré, y nadie se esperó que esta fuera mi historia, me encontré un pie humano en una playa de Nicaragua”. ¿Cómo?

“¿Sólo los huesos?”, le preguntó Kruger. “Ahora lo usa como tope para la puerta”, sugirió el actor Brian Cranston, que despertó las risas del resto de asistentes. Robbie sentenció: “Sólo un pequeño souvenir”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *