A lo largo de cuatro años, Carla Bruni dejó de lado su carrera en la música, a la que se había dedicado luego de retirarse de las pasarelas, para convertirse en la primera dama de Francia al contraer matrimonio con el entonces presidente Nico­las Sarkozy. Sin embargo, tras la derrota de este en las primarias de las elecciones presidenciales de este año, los papeles se han invertido y ahora es su marido quien ocupa un segundo plano mientras ella promociona su regreso a la industria discográfica con su primer disco en tres años, French Touch.

Poco dado a pronunciarse acerca de su vida familiar, una responsabilidad que delega casi siempre en su esposa, el político francés hizo una excepción a esa regla este domingo para cubrir de piropos a la italiana durante el paso de esta por el programa 20h30 le dimanche.

“Carla, tengo un mensaje para ti, se me olvidó comentártelo antes de que te marcharas hoy camino del estudio de grabación. No te imaginas hasta que punto has realizado toda una demostración con tu último álbum. Una demostración como cantante, como artista sobre el escenario, y quiero decirte una cosa: me impresionas. Me siento muy orgulloso de ti, del trabajo que has hecho y de todo el esfuerzo realizado para sobreponerte a tus dudas y así poder ofrecer al público el que, sin duda, es tu disco más hermoso”, iniciaba el mensaje que había grabado el exmandatario en su propio celular para sorprender a su mujer, algo que evidentemente o así lo hizo parecer la artista.

Además, y pese a su tímida personalidad, Sarkozy quiso aprovechar la ocasión para proclamar lo orgulloso que se sentía de ella.

“Sé que no es un mensaje muy íntimo. Pero es que en el fondo tenía mis dudas. Me pidieron que lo hiciera… y me daba un poco de vergüenza”, apuntó para justificar su dificultad a la hora de encontrar las palabras adecuadas.”Pero es que me habría molestado mucho no participar en el programa del señor Dela­housse para decirte que, en resumen, lo que has logrado es increíble. Así que olvida que soy tu marido, lo importante es que estoy muy orgulloso de ti”, concluyó.

Casi al borde de las lágrimas tras escuchar esta declaración, la cantante solo pudo comentar que esperaba que la emoción no afectara a su voz durante la actuación que ofreció en el mismo espacio.